• pic
  • Nuestros Misioneros
  • Misiones
  • pic
  • Jovenes Radicales
  • pic

 Las creencias no tienen mucho valor a menos que se traduzcan en acciones. Porque creemos lo que la Biblia enseña, seguiremos fielmente las siete siguientes  prácticas:

 La Biblia es nuestra única autoridad

 “Toda la Escritura es inspirado por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justica” II Tim 3:15

 Siendo que la Palabra de Dios es la única autoridad verídica y defendible, aceptamos la Biblia como nuestro manual para la vida. Nuestra primera pregunta,  cuando enfrentamos una decisión es “¿Qué dice la Biblia?” Practicamos la lectura bíblica, el estudio bíblico y la memorización bíblica para entender y recordar lo  que dice. La Biblia es la base de todo lo que creemos.

 

La autonomía de cada iglesia local

“Él es la cabeza del cuerpo que es la iglesia, él que es el principio, el primogénito de entre los muertos, para que en todo tenga el preeminencia.” Col 1:18 

Cristo es la cabeza reconocida de nuestra iglesia; no es ninguna otra persona, grupo ni organización religiosa.

Aunque reconocemos el valor de asociarnos y cooperar con otros grupos de creyentes, creemos que cada iglesia local debe gobernarse y ser independiente de cualquier control de denominaciones. En la relación que tendremos con “iglesias hijas” que auspiciaremos, animaremos a cada congregación a determinar su propia estrategia, estructura y estilo para alcanzar a las personas en su comunidad.

 

El sacerdocio de cada creyente

“Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable.” I Ped 2:9

La Biblia enseña que cada creyente ha sido llamado al servicio cristiano de “tiempo completo”, sin importar su vocación. Practicamos la verdad que cada creyente es un MINISTRO por animar a cada miembro a encontrar su lugar de servicio en el ministerio. Cada creyente tiene un acceso directo a Dios por medio de la oración y la lectura bíblica.

 

Diezmo

“Todo el diezmo de la tierra...es del Señor, es cosa consagrada al Señor.” Lev 27:30

En Nueva Vida practicamos el diezmo porque es algo que trasciende la ley (existió 600 años antes). No fue enseñado en el Nuevo Testamento con este término porque siempre el diezmo es sagrado al Señor. Lo que fue añadido al diezmo fue la ofrenda, que aumenta la porción que debemos a Dios, no disminuye. En Nueva Vida practicamos el diezmo para el sostén del Cuerpo de Cristo - la Iglesia - como Dios nos mandó. Reconocemos el 10% de todos nuestros ingresos como la mínima norma bíblica.

 

Inmersión

“Sepultados con él en el bautismo, en el cual fuisteis también resucitados con él, mediante la fe en poder de

Dios que le levantó de los muertos.” Col 2:12

Practicamos el bautismo por inmersión, es decir, bajo el agua - como Jesús fue bautizado - según la Biblia.

 

Vivir guiado por el Espíritu

“Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, este lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer.” Juan 15:5

Creemos que la única manera de vivir una vida cristiana es por el poder del Espíritu dentro de nosotros. Así procuramos practicar una dependencia diaria del Espíritu de Dios para capacitarnos a hacer lo correcto. (Fil 2:13; Ef 5:18)

 

Compartir con otros acerca de Cristo

“Sino santificad a Dios el Señor en vuestros corazones, y estad siempre preparados para presentar defensa con mansedumbre y reverencia ante todo el que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros.” I Ped 3:15

Es la responsabilidad de cada creyente compartir las buenas nuevas con los demás que Dios pone en contacto con nosotros. Practicamos el compartir nuestro testimonio o el evangelio, e invitamos a amigos y familiares a la iglesia.

 

 

Próximos Eventos

Dom Oct 21 @ 2:30PM - 05:30PM
Reunión de Liderazgo
Dom Nov 18 @ 2:30PM - 05:30PM
Reunión de Liderazgo

Hay 306 invitados y ningún miembro en línea